¿Dónde están las mujeres? Reivindicamos la validación y la inclusión de la mujer en los eventos deportivos. Hoy y cada día.

Hoy es el Dia Internacional de la Mujer. Por muchos motivos, demasiados, es tristemente (aún) un día reivindicativo. La desigualdad es evidente. Que las apariencias no nos engañen. Aún son excesivas las razones por las que la fecha de hoy no se puede tratar de celebrar sin cierta irritación.

1928 Amsterdam

1928 Amsterdam

El 8 de marzo es una cita en el calendario en que muchas personas se tiñen de lila, pero esa manifestación cromática debería perdurar en la mente de todos/as durante el resto del año, con el objetivo de realmente realizar un cambio. Son múltiples los sectores dónde la mujer presenta desigualdades de género: laboral, artístico, doméstico, estética, salud, relaciones, comunicación… Todavía tenemos una larga carrera por recorrer. Desde el equipo de los Estudios de Gestión de Eventos UOC nos concentraremos en hablar de uno, uno que nos parece impresionante que perduren ciertos clichés y axiomas casi inquebrantables para muchos: los eventos deportivos. Estos tienen muchos formatos, nos vamos a focalizar en los que presentan mayor índice de expectación:

La figura femenina está años luz de ser reconocida. La mayoría de los acontecimientos deportivos de gran escala movidos por la masa están protagonizados por hombres. No sólo se trata de que las figuras principales sean masculinas, sino que muchas mujeres que luchan por encontrar su lugar en ese sector, se ven obligadas a pelear por su visibilidad y reconocimiento. Es cierto que cada vez hay más equipos femeninos y mujeres en el sector, pero con menor visibilidad y lo que es más grave: en el imaginario colectivo aún la Mujer posee menores facultades que el hombre para poder desarrollar de una manera exitosa un deporte que con anterioridad haya sido jugado por hombres. Sin ir más allá: el fútbol, el básquet, el balonmano, hockey, rugby… Natacio sincronitzada Perdura pensar que el ballet es para ellas y el fútbol para ellos. Aún hay deportes que son de ellos y otros que son de ellas. Más aún, el género femenino para poder formar parte de este círculo dominado por otro género, debe modificar su comportamiento y asumir un código estrictamente masculino. Es decir, deben renunciar a ser ellas para ser reconocidas por ellos. La aceptación, pasa una vez más, por la aprobación del género “contrario”. No se trata únicamente de la discriminación por el género, que ya es significativo, sino también la invalidación por el mero hecho de ser mujer. ¿Creéis que algún día podremos ver un Barça / Madrid de mujeres con la misma popularidad? Lamentablemente, a más de uno/a le habrá arrancado una carcajada por parecerle una idea descabellada. ¿ Pensáis que sería posible que un partido de Rugby fuera con equipos Mixtos? Y ahora cualquiera puede saltar con absoluta normalidad defendiendo que los equipos no pueden ser mixtos porqué el hombre posee una capacidad física superior a la mujer por naturaleza y no pueden competir con ellos. Es alarmante el hecho que a poca gente le parecería fuera de lugar escucharlo. Sólo con un par de preguntas simples nos damos cuenta de la larga trayectoria de esta carrera sobre el feminismo y la igualdad.

Berlin 1957

Berlin 1957

Las creencias y juicios integrados con absoluta normalidad son las grandes vallas que todavía nos quedan por saltar. Son muchos los factores que entran en juego en este sector de eventos deportivos que deben cambiar la mentalidad. Destacamos: la organización, el público, los medios de comunicación, los entrenadores y los protagonistas. Los eventos deportivos son un gran reflejo de cómo está la cuestión de género en el territorio en que se desarrollan. Reivindicamos la validación y la inclusión de las mujeres en los eventos deportivos. Hoy y cada día.

Os dejamos un pequeño ejercicio para hacer en google: poned “mujeres futbol” y “hombres futbol”. Quizá es el mejor ejemplo gráfico de lo que queríamos transmitir.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

*