Begonya Enguix: “Lo que está pasando actualmente con los populismos de extrema derecha es un ejemplo palmario de cómo hay formas de hacer patriarcales donde el privilegio se interpreta como algo natural y, por tanto, inamovible”

28 septiembre, 2021
Begonya Enguix

Profesora de los Estudios de Artes y Humanidades. Directora del programa del grado interuniversitario de Antropología y Evolución Humana. Coordinadora del grupo de investigación MEDUSA-Géneros en Transición. Masculinidades, Afectos, Cuerpos y Tecnociencia de la UOC. Con motivo de la nueva edición de Men in Movement.

Entre el 29 de septiembre y 1 de octubre se celebra, en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona, la quinta edición de la conferencia internacional Men in Movement bajo el título de “Masculinidades y Futuros Viables”.

Foro más que consolidado en el que dialogar y debatir sobre el presente y la evolución de las masculinidades a partir de ámbitos de especialización muy diversos, punto de encuentro entre la academia y activismo comprometidos con la viabilidad de la sociedad en la que vivimos y muy particularmente con la justicia de género, la cita tiene en la antropóloga, profesora de la UOC e investigadora Begonya Enguix a una de sus organizadoras y ponentes.

Experta mundial en masculinidades, área de estudio con la que lleva comprometida desde los años 90, en esta entrevista reflexiona sobre el momento actual en lo que concierne al respeto hacia la diversidad de géneros y nos avanza los platos fuertes del encuentro.

¿Qué la condujo a estudiar antropología y luego a especializarse en cuestiones de identidad y género?

La pregunta de la diversidad y multiplicidad humanas me parece una cuestión fundamental para la vida y el conocimiento, es decir, saber que, en cuanto especie, somos diversos y múltiples, tanto en un sentido transhistórico como transcultural. Comencé a estudiar en un momento en que el país acababa de realizar la transición democrática y circulaban muchas formas distintas de ser y estar, ambientes en los que contaba con muchos contactos y que despertaban mi curiosidad.

¿Cuáles son las prioridades de grupo de investigación MEDUSA?

Investigar dentro del campo del género en relación con el cuerpo, los afectos y la tecnociencia. Hablamos de una investigación orgánica y dinámica desde la indagación teórica que nos ayude a comprender la complejidad del mundo en el que vivimos. El otro día escuché a alguien decir: “El camino más rápido para no solucionar un problema consiste en abordarlo como si fuera simple”. Estamos sobre todo enfocadas en cuestiones vinculadas a la masculinidad y llevamos a cabo I+D sobre poshumanismo, explorando qué pueden aportar a la antropología las epistemologías poshumanistas. Un poshumanismo como marco epistemológico posantropocéntrico, feminista, holístico y complejo supone un ángulo de incidencia que nos ha conferido mucho músculo.

Yo apuesto por masculinidades “alternativas” o “plurales”, las cuales no han desplazado las antiguas formas de masculinidad supremacista

¿Qué debemos entender por “nuevas masculinidades”?

Por encima de todo, aquellas masculinidades que se basan en modelos alternativos a las masculinidades tradicionales y/o tóxicas (porque no creo que sean términos sinónimos), las cuales tienen en el cuidado y la igualdad unos valores importantes, dándole la espalda a la agresividad, la violencia, el poder, la subordinación y el privilegio. Yo soy muy crítica con la etiqueta “nueva masculinidad”, en primer lugar porque no es nueva, es decir, en todas las culturas han existido siempre diferentes maneras de vivir la masculinidad. Y en segundo lugar porque parece que, cuando hallamos algo nuevo, eso supone que lo antiguo o viejo queda desplazado. Yo apuesto por “masculinidades alternativas o plurales”, las cuales no han desplazado las antiguas formas de masculinidad supremacista. Lo que está pasando actualmente con los populismos de extrema derecha es un ejemplo palmario de cómo hay formas de hacer patriarcales donde el privilegio se interpreta como algo natural y, por tanto, inamovible.  

El poshumanismo como marco epistemológico posantropocéntrico, feminista, holístico y complejo supone un ángulo de incidencia que nos ha conferido mucho músculo

¿Por dónde se impone comenzar de cara a revertir la masculinidad tóxica?

Para mí obviamente cabe empezar mostrando que no hay nada natural en la subordinación de las mujeres a los hombres, que los hombres no nacen con derechos adquiridos por el simple hecho de su sexo. Por tanto, formación, educación e información.

En apariencia el feminismo se ha fortalecido en los últimos años aunque sigue siendo infrecuente escuchar a un hombre declarándose “feminista” y ellos aún están por implicarse masivamente en la causa. ¿Lo más realista es pues depositar las esperanzas de cambio en las generaciones jóvenes?

A un hombre le resulta mucho más sencillo declararse anti feminista que feminista. La segunda etiqueta lo posiciona en un lugar en el que no todos quieren encontrarse. Enarbolar la bandera del igualitarimo les es también más cómodo. ¿Más esperanza de cambio en las generaciones jóvenes? No creo que estemos delante de una cuestión generacional pues en las generaciones jóvenes hallamos idénticas problemáticas que en las mayores, hace años que se viene detectando un repunte del machismo entre los y las adolescentes. Es necesario una labor de formación en formas alternativas de relacionarse entre los diferentes géneros.

No hay nada natural en la subordinación de las mujeres a los hombres, ya que los hombres no nacen con derechos adquiridos por el simple hecho de su sexo

¿En qué punto se encuentra la lucha por la igualdad de derechos y la justicia social en general para cualquier identidad sexual en España?

Creo que nos encontramos en un momento especialmente delicado en el que, por un lado, damos por asumidas muchas libertades ganadas cuando lo cierto es que buena parte de nuestras poblaciones carecen de derechos reales y de igualdad (me refiero, por ejemplo, a los ámbitos queer y trans). Por otro lado, el positivo, asistimos a una sensibilidad y a una intolerancia en ascenso en lo que se refiere a aspectos como las agresiones LGBI fóbicas y la violencia machista. Treinta años atrás, esta última no provocaba el rechazo actual y esto sin duda supone un avance. Por fortuna, en términos generales se percibe una mayor visibilidad, sensibilidad y rechazo en relación con actitudes fundamentalistas que aspiran a una sociedad uniforme.

Orgullo Queer

¿Qué papel habrían de jugar los medios de comunicación en el respeto hacia la diversidad de género e identitaria?

Su responsabilidad es enorme. En un mundo como el actual en el que la información fluye muy rápidamente, donde tenemos poco tiempo para reflexionar sobre lo que recibimos y en el que padecemos un alud de bombas informativas, el modo en que se tratan los temas, la labor de contrastar las fuentes y los canales de circulación son fundamentales.

Por fortuna, en términos generales se percibe una mayor visibilidad, sensibilidad y rechazo en relación con actitudes fundamentalistas que aspiran a una sociedad uniforme.

¿La pandemia ha supuesto un retroceso social en términos de respeto por la diversidad  y la pluralidad?

En momentos de incertidumbre y de cambios, la gente se refugia en aquello que percibe como seguro y que le aporta tranquilidad. Los roles tradicionales de género vienen a cumplir esta función. Además, numerosas estadísticas señalan que el teletrabajo ha conllevado que las mujeres hayan vuelto a asumir las labores de cuidado dentro de la esfera familiar.

Imagen del Men in Movement V

La conferencia internacional Men in Movement llega a su quinta edición. ¿Con qué planteamientos nació y cómo se puede valorar su recorrido?

Surgió con el propósito de profundizar en el conocimiento de las masculinidades y en el campo del género. Aún hoy parece que el género implique exclusivamente a las mujeres cuando el género es relación. Si no ponemos el foco en las masculinidades obtendremos una visión del todo incompleta. Men in Movement aspira a mirar a las masculinidades para entender el funcionamiento de las relaciones de género y poder promover unas sociedades más igualitarias y más justas. Y, de paso, crear un foro de diálogo a nivel internacional entre especialistas y activistas del norte y del sur.

Esta edición lleva por título “Masculinidad y futuros viables”. ¿Cuáles serán los focos de discusión y debate más relevantes? Por un lado abordaremos cuestiones generales, como es trazar un panorama de dónde nos encontramos en el ámbito de las masculinidades, cómo trabajamos las etiquetas o qué relaciones se pueden tejer con los feminismos. Después contaremos con cuatro diálogos más especializados, focalizados en política, envejecimiento, sexualidad y cuerpo, y una visión crítica de las masculinidades desde Hispanoamérica. También dispondremos de un espacio para la presentación de libros y dos espacios de discusión/diálogo, la presencia de un activista sobre masculinidades y agenda feminista, y organizaremos una mesa redonda de ámbito europeo sobre el futuro de las masculinidades.

Autor / Autora
Comentarios
Deja un comentario