¿Qué libro escribiría un arqueólogo, naturalista y explorador en plena pandemia de la COVID-19?

13 noviembre, 2020 dioses-con-pies-de-barro-jordi-serrallonga-foto-jaume-claret Foto – Jaume Claret

Sobre el libro Dioses con pies de barro, la reciente publicación de Jordi Serrallonga, arqueólogo, naturalista, explorador y profesor colaborador UOC, en Editorial Crítica.



En pleno siglo XXI, en la cuarta revolución industrial y justo en ese momento donde el ser humano se percibe mundialmente invencible, surge una pandemia que pone en boca de todos el concepto «Fragilidad humana». Una vulnerabilidad que con la emergencia climática ya se estaba dibujando. Dentro de este impactante 2020, un año claramente inolvidable que ha marcado la historia de la humanidad, han emergido latentes cuestiones globales y ha acelerado la necesidad de encontrar respuestas a estos interrogantes.

Hablar de rebelión y libertad animal comporta una reflexión que va mucho más allá. Significa replantear nuestra posición biológica en el seno de la naturaleza.

— Jordi Serrallonga



En el marco de los diálogos que se han establecido mundialmente de carácter interdisciplinar, han nacido reflexiones y análisis que exploran, desde el conocimiento académico y la transversalidad, la realidad actual que estamos viviendo. Una de estas aproximaciones a los grandes interrogantes que nos interpelan, es el libro que acaba de publicar Jordi Serrallonga, profesor colaborador del Grado de Antropología y Evolución Humana de la UOC: Dioses con pies de barro. Un libro que surge de la necesidad de analizar, desde el conocimiento antropológico y evolutivo, el papel del ser humano y de la naturaleza. Libro que os recomendamos muchísimo, y como afirmó Jaume Claret, profesor de Historia de la UOC:


La (buena) sabiduría suele ser humilde. Ante la soberbia humana (capaz de autoerogar doblemente ser sapiens), @SerrallongaJ nos habla de rebelión animal y genética, y de las maravillas ligadas a la evolución y el conocimiento (Darwin, Gould, Sagan, Goodall, Sabater-Pi …)




Os compartimos una breve presentación del libro por Jordi Serrallonga, profesor colaborador UOC.

Dioses con pies de barro — Por Jordi Serrallonga 

 

jordi-serrallonga-arqueologo-profesor-colaborador-uoc


Un puma deambulando por las calles desiertas de Santiago de Chile. El gorila de montaña que devino botánico. Historias sobre la elástica jirafa de Lamarck, el divino mamut de Cuvier y los pinzones mutantes de Darwin; o correrías entre fósiles de trilobites, dinosaurios, «Lucy» y la Eva mitocondrial. ¿Qué relación guardan las aventuras de un profesor de la UOC –arqueólogo, naturalista, explorador y primate– con la comprensión del cambio climático global, la sobreexplotación de recursos o el desembarco de nuevas pandemias en pleno siglo XXI?




Mimetizados con el medio, nuestros ancestros sobrevivieron como predadores nómadas hasta que triunfó el Neolítico. En un suspiro, las sociedades productoras alcanzaron la Revolución Industrial y, después, la Globalización. En paralelo a la opulencia y al desarrollo tecnológico, Occidente alimentó la falsa idea de que éramos la especie elegida. Dioses capaces de domar a la naturaleza.

Seguimos desafiando e ignorando las leyes de la Historia Natural, hasta que se materializaron las consecuencias: desde la crisis medioambiental al despertar de virulentas entidades microscópicas.


Vivir en el Olimpo, de espaldas a la realidad, incluso hizo que ridiculizásemos a los científicos que osaron hablar de evolución, mutaciones y azar. El nuestro era un mundo basado en la certeza y, ante cualquier imprevisto, la humanidad siempre escogía el camino adecuado. Así, seguimos desafiando e ignorando las leyes de la Historia Natural, hasta que se materializaron las consecuencias: desde la crisis medioambiental al despertar de virulentas entidades microscópicas.

Y es que, aunque creímos habernos distanciado, la naturaleza sigue ahí; dentro y fuera del autoproclamado Homo sapiens. En la sabana africana, un cazador-recolector hadzabe me dijo: «somos animales». Efectivamente, somos una especie más, y solo la ciencia nos permite comprender la posición del ser humano en un planeta donde la evolución biológica es imparable. El cetro del cambio no está en manos de dioses con pies de barro, sino en los dominios rebeldes y libres de la naturaleza.

El cetro del cambio no está en manos de dioses con pies de barro, sino en los dominios rebeldes y libres de la naturaleza.

Autor / Autora
Comentarios
Deja un comentario