«Permite hacer realidad la creatividad» Entrevista a Josep Abellan

31 agosto, 2015

Josep AbellanDesde el Posgrado de Gestión de eventos de la UOC, entrevistamos a los docentes de la titulación para conocer la visión profesional y la experiencia personal de los especialistas en este sector.

Entrevista Josep Abellan

1.     ¿Qué son para ti los eventos?

Son una oportunidad, la de sorprender a los asistentes, complacer al organizador, superar sus expectativas y de paso, ganar experiencia.

2.     ¿Cuál es tu evento preferido? ¿Porqué?

El formato preferido es el de un incentivo de gran nivel tanto de requisitos como de presupuesto sin ser grande en número de particpantes. Permite hacer realidad la creatividad, mantener una cierta libertad de acción y un mayor poder de reacción. Visto desde el punto de vista del organizador, es el espacio ideal para lucirse aunque sea también uno de los que más riesgos implica.

3.     ¿Cómo ves actualmente el mundo profesional de la gestión de los eventos?

De algún modo lo definiría como cansado pero con grandes dotes de recuperación. Las crisis y los presupuestos han mermado en los últimos años una cierta capacidad no de opulencia pero si de espectacularidad. Incluso existiendo presupuesto, aunque sea por una cuestión de imagen ha habido una cierta contención, lo que al gestor de eventos, lejos de estimular la creatividad, le limita. Pero es una situación hasta cierto punto pasajera –hay cosas que difícilmente volverán-  y ya se están notando ciertos movimientos que auguran un futuro inmediato muy atractivo para el gestor de eventos.

4.     ¿Qué le recomendarías a un estudiante que está interesado en el mundo de la gestión de los eventos?

De entrada no dejarse deslumbrar por el nombre de ‘gestión de eventos’. Como otros muchos, es una labor sacrificada, intensa, agotadora y con un riesgo elevado. Pero compensa, de verdad, compensa.

5.     ¿Cómo empezaste a integrarte en el sector? ¿Cuál fue tu primer proyecto y cómo lo recuerdas?

El Dr Wozchesky, médico alemán y su mujer quisieron hacer un tour por paradores por toda la península, ese fue mi primer trabajo. El segundo ya fue un intenso viaje de empresa (de alguna manera era una mezcla de incentivo y team building en forma de viaje) donde el responsable se nos molestó sobremanera porque en Segovia, aunque comieron cochinillo, no tuvieron ‘judiones de la Granja con oreja y pie de cerdo’. A partir de ‘judiones’ pronunciado con acento alemán yo me perdía, pero al final aprendí a de algún modo ‘obligar’ a los clientes a elegir lo más adecuado… o mejor, a convencerles que son ellos quienes lo han elegido.

6.    ¿Qué no olvidarás jamás? Alguna experiencia, anécdota, de aprendizaje o bien de emotividad.

Absolutamente imposible en un párrafo, son cientos de anécdotas, vivencias, situaciones e historias. La muerte es un amargo trago (me han tocado vivir tres), pero un nacimiento es aun menos probable y sin embargo nos ocurrió, en una convención, la chica estaba de seis meses y se puso de parto. Todo bien, pero el bebé era seismesino, se tuvo que quedar en el hospital de Madrid casi dos meses, no podía viajar.

Y la madre del cardiólogo griego que falleció en Atenas de un infarto cuando él y muchos de sus colegas estaban en un congreso de Cardiología en Barcelona? Y el cliente halal que..? no acabaríamos.

7.     Quieres añadir alguna cosa más en relación a la profesionalización de la gestión de los eventos?

Formación tanto teórica como práctica, vital, imprescindible. Pero también importante añadir dos sentidos vitales a la formación: el sentido común y sentido del humor. Con conocimientos (teórica), experiencia (práctica), lógica (el sentido común) y actitud (sentido del humor) se puede llegar lejos.

Autor / Autora
Comentarios
Deja un comentario